20/06/2018

Diferencias entre cronometraje de regularidad y cronometraje de velocidad

En los rallys de velocidad se mide el tiempo y en los rallys de regularidad se mide espacio y tiempo, ahí está el quid de la cuestión, a continuación te lo contamos.

Los cronometradores de un rally de velocidad tienen que medir tiempo total del tramo de cada participante. El más rápido será el ganador. Así pues, debe medir el tiempo al inicio y final del tramo y hacer la diferencia.

El organizador tiene que controlar la hora exacta en el punto de salida (por si sale antes del tiempo). El tiempo de salida se toma el minuto teórico (no el tiempo exacto de salida). Y después tiene que medir la hora de llegada.

Hay dos cosas muy importantes en el cronometraje de rallys de velocidad: la línea de salida y la línea de llegada debe ser igual para todos los participantes y los cronómetros de salida y llegada deben estar sincronizados a la perfección.

En cambio, el cronometraje de regularidad tiene que medir velocidad (v). Velocidad= Espacio / Tiempo, así que el organizador tiene que medir espacio y tiempo. La gran diferencia es que no basta con medirlo a final de tramo, sino que debería medirlo durante todo el tramo. Primera y gran diferencia: medir en puntos intermedios durante el recorrido.

Segunda diferencia: Medir el espacio. En velocidad se mide la carretera para hacer el roadbook e indicar el recorrido, pero la medición de los kilómetros y metros a final de tramo no afecta para nada en declarar quien ha sido el más rápido. En regularidad en cambio cada toma de tiempo tiene que ir referenciada a un punto kilométrico del recorrido (recordad v=e/t) o sea que tenemos que medir con precisión la distancia de cada punto de control y el tiempo exacto que el coche pasa por ese punto.

Medir la distancia de los puntos de control no es tarea fácil. Parece simple, pero os confieso que todos los organizadores tienen dificultades en medir con precisión el recorrido. Hacer un buen roadbook y medir los puntos de los controles secretos es una tarea difícil que se debe afrontar con rigurosidad y que puede diferenciar entre un buen rally de regularidad y un rally de regularidad mediocre.

La tercera diferencia es la sincronización de todas las tomas de tiempo. En un rally de velocidad de 50 coches y 6 tramos (90Km cronometrados) hay 600 tomas de tiempo, en regularidad con facilidad hay unas 3.000 tomas de tiempo (5 veces más tomas de tiempo que en un rally de velocidad), así que hace falta que cada una de ellas se haya tomado con un reloj completamente sincronizado con el de la organización y con una precisión de décimas de segundo.

Os informo que la medición del tiempo y sincronización de los aparatos de cronometraje no es cosa fácil. A muchos os parece que vuestro reloj es lo más, y nadie duda de ello, pero el cronometrador debe estar un eslabón por encima.

El objetivo de los cronometradores debe ser poder medir quien es el mejor de la competición, y la verdad es que en algunos rallys de regularidad hay equipos tan buenos que están poniendo a prueba la precisión de los cronometradores. 

Para Blunik el objetivo del cronometraje es poder medir a todos los participantes con la mayor precisión y poder daros vuestros tiempos y el orden des del primero hasta el último para que cada uno de los equipos participantes pueda ver sus resultados y con ellos mejorar y/o celebrar su triunfo. Y por supuesto, nuestro objetivo es poder hacer un podio con tres eslabones: primero, segundo y tercero y poner sólo un equipo a cada peldaño porque sabemos que para el mundo de la competición saber quién es el mejor nos importa a todos.

Diferencias entre cronometraje de regularidad y cronometraje de velocidad
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: